Mediación Civil

Este tipo de Mediación trata de resolver las controversias derivadas de las relaciones comerciales, intentado así preservar y mantener la actividad empresarial. Se desarrolla dentro del ámbito mercantil e hipotecario, contratos bancarios o de seguros, incumplimiento de contratos, relaciones de arrendamientos de locales de negocio, responsabilidad civil, relaciones entre clientes y proveedores, impagos, relaciones entre socios y a todas las relaciones de negocios entre personas y empresas.

Es preciso tener en cuenta que a la empresa no sólo le afectan los conflictos de carácter vertical, sindicales o sociales, sino también los de carácter horizontal, es decir, los generados por problemas entre los empleados y directivos con otras empresas, clientes, proveedores, con la Administración Pública o con el entorno social.

La Mediación mercantil es especialmente útil para la empresa ya que salvaguarda su imagen, le permite mejorar el ambiente laboral, así como ahorrar tiempo y dinero.