Mediación Hipotecaria

Las dificultades económicas que afectan a una gran mayoría de la población ha aumentado el número de litigios relacionados con el impago de hipotecas y préstamos. La Mediación puede prestar una ayuda inestimable para llegar a acuerdos entre los deudores y las entidades de crédito, logrando reestructurar las deudas y/o alcanzar acuerdos ventajosos para ambas partes como la dación en pago, el alquiler social o el incremento de los periodos de carencia. Se trata, por tanto, de mediar para conseguir un acuerdo que beneficie a las partes implicadas: un acuerdo en el que todos ganan.